Content feed Comments Feed

24 XXX: acción, sexo y buena parodia

Kurt Lockwood da vida a Jack Bauer en esta fantástica parodia de la serie '24' que le ha dado a Axel Braun cuatro AVN Awards.

Second Chances: la comedia romántica del año

Tras ser humillada por su novio, que sólo buscaba entrar en una fraternidad, Madison descubrirá que siempre hay una segunda oportunidad para el amor... aunque no siempre se busque en el sitio adecuado.

Wetwork: el asesino se convierte en la presa

Steven St. Croix protagoniza una historia de asesinos a sueldo, mentiras y tramas ocultas. Una de las mejores películas del año.

The Sexual Liberation of Anna Lee

Un adicto al sexo y una chica totalmente reprimida sexualmente se conocen durante una terapia poco ortodoxa para superar sus problemas.

Traci Lords: Filmografía de la actriz prohibida

Un repaso exhaustivo a la filmografía de una de las más grandes actrices porno de todos los tiempos: Traci Lords.

Próximamente...

VORACIOUS. SEASON 2: John Stagliano vuelve con su historia de vampiros en la ciudad

RIDE OR DIE: Mia Malkova y carreras ilegales de coches

KILLERS: El regreso de Jack the Zipper

BUBBLE GUM GIRLS: Sexo y artes marciales

White Witch: magia blanca para cine negro

Scott Allen se confirma como director revelación en esta cinta sobre un detective que cae en una espiral de magia, locura y desesperación para resolver su caso.

Holly... would: escorts y policías infiltradas

Asa Akira interpreta a un escort de lujo de Hollywood cuya plácida vida se verá amenazada por una operación antivicio.

Aftermath: amor, sexo y familias ocultas

Tras cumplir los 18 años, Danny descubre que su fallecido padre tenía otra mujer en la otra punta del país. Su viaje para encontarla y saber más de ella y de su padre desembocará en una tórrida y prohibida historia de amor.

Hollywood Babylon: fama, mentiras y sexo

Sovereign Syre descubrirá que el camino al éxito en Hollywood pasa irremediablemente por las manos de la gente más pervertida del lugar.

Los siete pecados capitales de James Deen

James Deen ha creado una magnífica septualogía sobre los pecados capitales. Una particular visión del pecado a través del sexo en siete historias impactantes.
CahayaBiru.com

Todos a jugar con 'PORN The Game'

lunes, 30 de marzo de 2015

PORN: The Game es un juego de cartas con una baraja muy especial. Cada carta tiene un nombre y una imagen vintage que hacen referencia al sexo y el porno: gangbang, DP, bukkake, cumswap... y cada una tiene unas instrucciones que hay que seguir cuando la tiras o te la tiran. 

Pero pese al tema de las cartas, el juego es totalmente inocente. Gana el primero que se queda sin cartas y cada una de ellas que tiras obliga a hacer ciertas cosas relacionadas como robar dos cartas, darle una al compañero, saltar un turno, intercambiar cartas, dejar algunas en el mazo...


Por ejemplo: la carta Cumswap obliga a intercambiar una carta con otro, la carta MILF hace que la mayor del grupo tome una carta del más joven, la de la necrofilia te permite hacer volver de entre los muertos a alguien eliminado de la partida; con el Gangbang, el que la tira elije a un solo jugador y el resto le quita una carta; con la Orgía, se dejan las cartas y se cogen cuatro nuevas del mazo... y así con muchas más.

Y además hay otras cartas con reglas como imitar a algún famoso hasta que te vuelva a tocar jugar, hacer alguna postura insinuante y dejarte tomar una foto, hacer un air fuck... Y hay cartas especiales como las Ladillas, que el que la tenga está jodido hasta que se la pueda pasar a otro; el Cinturón de Castidad, que te protege de todas las cartas, o el Monstruo de los Tentáculos (¿una alusión al hentai?), con la que puedes acabar con la partida si alguno está a punto de ganar.

Lo cierto es que es un juego muy divertido. Por un lado, por el propio juego, estos juegos sencillos de cartas que te permiten 'putear' al compañero siempre son divertidos. Y por otro, por las cartas porno: aprendes algunas prácticas sexuales, te ríes con las imágenes y, además, los textos de las cartas tienen su gracia.


La carta BBW (big beautiful women), por ejemplo, tiene este texto: "Todas las mujeres pueden devolver una carta a la baraja. ¿No hay mujeres jugando? Amigos, ¡sois patéticos! Todos a tomar una carta de la baraja". Y la del Facial (corrida en la cara) dice: "Pídele a alguien una carta. Y en tu tono más seductor contesta: 'Gracias papacito'".


Probé una partida de dos personas y luego una de cuatro. Las dos opciones se pueden hacer; pero, al menos, tres personas deben jugar para hacer una buena partida. Sin duda, cuantos más mejor. Y una partida puede durar veinte minutos... o toda la noche. Además, junto a las reglas de robar una carta o deshacerte de dos, hay reglas opcionales de beber alcohol: ¿Bukkake?, grítalo y toma un buen trago; ¿Lluvia dorada?, toda la cerveza de un trago, ¿Spit or swallow?, si te lo tragas, apura el vaso.


La gente de Mondo Pirate Media me hizo llegar una baraja en español para que probara el juego y la verdad es que me ha gustado. Es un juego para pasar el rato y reírse con los amigos. Es divertido, entretenido, lo picante que cada uno quiera y una opción distinta para pasar el rato con colegas. Y si quieres que el porno no se quede sólo en las cartas... siempre puedes añadirle reglas nuevas. No creo que haga falta que os diga qué cosas podéis hacer con cada carta...


Hay que decirlo sin rodeos. Jacky St. James es, si no la mejor, una de las mejores y más grandes guionistas y directoras del porno argumental actual. Y películas como 'The Submission of Emma Marx: Boundaries', su último estreno y secuela de su éxito de 2013, lo dejan claro. Sabe contar sus historias con maestría, manteniendo al espectador con la tensión sexual a flor de piel durante todo el metraje y dejándote esa sensación, ya casi olvidada, de haber visto una verdadera película para adultos.


Y si 'The Submission of Emma Marx' era una suerte de respuesta al éxito de la novela '50 sombras de Grey' sin ser una adaptación, esta secuela va más allá y supone una respuesta contestataria a aquellos que piensan que lo que muestra la película de Hollywood es el verdadero BDSM y a los que no comprenden qué es lo que supone y proporciona para una mujer una relación de sumisión.


Han pasado tres años desde que Emma (Penny Pax) y el señor Frederick (Richie Calhoun) iniciaron su relación y todo va mejor que nunca. Pero Frederick propone sobrepasar nuevos límites e introducir a un nuevo miembro puntual en sus relaciones sexuales, algo que hace dudar a Emma y tambalear la relación.


Se nota que en esta secuela St. James dirige en solitario. Aunque el tono no es tan íntimo (tan de mirada furtiva) como el de la primera parte, sí podemos apreciar un punto de vista más personal, un intento por transmitir un mensaje positivo de las relaciones de sumisión hablando de los límites, el acuerdo mutuo en la relación y de cómo algunas cadenas nos pueden hacer más libres.


Para ello, además de la propia historia que vive la protagonista investigando el límite de sus límites, St. James utiliza, de nuevo, a la hermana (Riley Reid) como contrapunto al principio y al final de la película. No hay nada como chocarte contra la cotidianidad para darte cuenta de que lo nuevo, lo extraño, lo distinto es lo que, muchas veces, vale la pena.


Pese a que el sexo está presente durante toda la película, hay cuatro escenas sexuales propiamente dichas. Riley Reíd y Van Wylde deciden probar cosas nuevas tras tres años de matrimonio. Riley se venda los ojos y tiene con Wylde una escena realmente sensual y excitante. Tras este jueguecito, Riley le dirá a su hermana que ya entiende perfectamente el BDSM y que lo aprueba, lo que hará ver a Emma lo lejos que está su hermana y la sociedad en general de comprenderlo.


Tras la propuesta de Frederick de introducir a otra persona en la relación y las dudas de Emma, él le pide que se vende los ojos y se masturbe fantaseando con otro hombre. Ella elije a su compañero de trabajo, Shane (Logan Pierce), y cuando empieza a excitarse, sin quitarle la venda, Frederick se acerca a ella y tienen una estupenda escena anal (un antiguo límite que ya superó en la primera película) que deja más que satisfecha a Emma y al espectador.


Frederick hará que Emma vaya dando notas insinuantes a Shane, y ella cada vez entrará más en el juego; pero todo se truncará cuando una antigua sumisa de su amo se presente en la oficina. Entre ellos no llega a pasar nada, pero la duda y los celos la invaden, lo que decepciona a Frederick. Todo acabará saldándose en una secuencia de sexo, castigo y acercamiento que restablecerá los límites de su relación, dando un paso atrás para poder dar un salto y romper otros límites.


Ese salto llega cuando Emma se siente preparada y es ella la que decide introducir a Shane en la ecuación. Esto da pie a la última escena sexual del filme, un caliente trío entre Penny Pax, Richie Calhoun y Logan Pierce. De forma natural, sin forzar la situación, la excitación y la comodidad van creciendo entre ellos y nos brindan un estupendo, excitante y realista trío que cerrará la película.


Tras todo este viaje, vemos cómo la película trata realmente sobre esos límites consensuados de las relaciones BDSM y de cómo hay gente hecha para romper límites y otros para vivir en una zona de confort. El personaje de Emma lo explica muy claro al final, refiriéndose a la relación de su hermana y a la suya: "No todo el mundo debe cruzar sus límites. Algunos prefieren la seguridad y el confort de hacer sólo lo que es habitual. Y eso está bien. Pero para otros, los límites se deben difuminar, expandir, cruzar... porque para algunos la vida no va de estar cómodo, va de ser libre".


The Submission Of Emma Marx Boundaries by New Sensations

Watch FREE Adult DVD & BluRay Trailer

Twisted fate (Sal Genoa, 2014)

lunes, 23 de marzo de 2015


El director de gonzos Sal Genoa se lanzó el año pasado al ruedo del porno argumental con esta película lésbica sobre tres chicas malas a la caza de mujeres inocentes y desprevenidas a las que robar, secuestrar o follarse en la tranquila California. Sí, la verdad es que suena bien y, aunque podría haber sido mejor, el resultado no está mal para tratarse de un debut.


Se le podría haber sacado más partido a la trama mostrando un mayor caos provocado por las chicas (se ve como lo cuentan en las noticias pero no lo vemos), pero Genoa pone la directa y nos muestra lo imprescindible: un secuestro que abre el filme y a las víctimas, tres chicas inocentes a las que les cambiará la vida.


Así, Genoa se centra más en el sexo, principal diversión de las tres chicas malas (Dana deArmond, Sara Luvv y Marina Angel) y afición creciente de las tres buenas (Anikka Albrite, Carter Cruise y Catie Parker).


Y la primera escena ya te deja pegado a la pantalla por su realización. Genoa nos muestra a cámara lenta y a ritmo de dubstep ciertos momentos de una escena de flashback en la piscina entre Catie Parker y Marina Angel. Pese a ser una escena suave y convencional, la cámara lenta y la música la potencian, recreándose cuando juegan con sus tetas, cuando se tiran agua o cuando Catie pega lengüetazos en el coño de Angel. Sólo por disfrutar de ese momento en slowmo ya vale la pena ver la película.

video

La cámara lenta volverá mas tarde sin tanto impacto en una escena en la que Carter Cruise y Catie Parker se pelean con almohadas mientras Albrite se masturba en la misma cama, y cuando las dos chicas empiezan a tirarse agua durante la masturbación.


Las chicas malas, por su parte, también se divertirán y tendrán un sexo mucho más enérgico y cañero que las otras tres chicas. DeArmond y Sara Luv dejarán un rato a la secuestrada en el maletero y se pondrán a follar al aire libre con la ayuda de un dildo, sus manos y sus bocas.


Y el azar las llevará a la casa en que están las tres chicas buenas. Parker abrirá la puerta y se encontrará a su amiga Marina convertida en chica mala dos años después de la escena de la piscina. Marina llevará al lado oscuro a Catie amorrándose a su entrepierna, Albrite y Cruise las sorprenderán en plena faena, y Dana y Sara llegarán a la habitación dispuestas a montarse una buena orgía.


Y vaya que lo hacen. Las seis chicas se esmeran en una escena con ritmo y mucha entrega en la que, además de DeArmond (que siempre sobresale siendo la más guarra en todo lo que hace) destaca Carter Cruise, que pasa de asustada al principio a fiera al final. Pero lo cierto es que todas están bastante bien en una escena que cierra la película tras un giro argumental muy acertado (no haré spoilers) que interrumpe la orgía.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compártelo / Share it via Addthis

Lo más leído en el último mes

Entradas más leídas del blog

Seguidores

Porno Gafapasta tiene entradas y comentarios que dan vida al blog!!!

Blogs

Compártelo / Share it via Addthis

Hazme una pregunta ----> ask.fm/PornoGafapasta

CINE X SIGLO XXI

CINE X AÑOS '90

CINE X AÑOS '80

CINE X AÑOS '70

Translation

traductor para el blog blogger web
Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons y Todos los textos de este blog se encuentran bajo licencia Creative Commons. Haced clic en la imagen para ver condiciones

Lo más leído esta semana en Porno Gafapasta

Follow by Email

E-mail

E-mail
Sí, es correcto, con el guión bajo en medio; hotmail no me deja hacerlo de otra forma, xD

Archivo del blog

Etiquetas

Contador de Visitas

Free counter and web stats Site Meter

wibiya widget